Hoy os dejamos una de nuestras escapadas más reciente y con un gran descubrimiento para nosotros. En medio del mundanal bullicio de la ciudad, nos encontramos con Tejas Verdes, un restaurante que aparece como un pequeño oasis muy cerca de la capital.

Tejas Verdes es un bonito caserón que abrió sus puertas como restaurante familiar allá por la primavera de 1964, regentado por los hermanos Álvaro y Millán, tercera generación, tienen como propósito hacer sentir a sus comensales como en casa.

Tras pasar el dintel de su entrada, se abre paso un pequeño patio ambientado con la decoración de utensilios propios de la época y que guarda encantos de lo que un día fue.

Tejas Verdes cuenta con un gran comedor, separado en dos plantas y que puede albergar a buen número de comensales. Además de su decoración clásica y con unos azulejos muy particulares que decoran la sala, aparecen lo que son sus reclamos o rincones con más encanto, aquellos que se sitúan junto a sus chimeneas. Un lugar espléndido donde pasar las frías noches de invierno degustando una buena cena.

Pero si estás buscando un plan más veraniego o con buen tiempo, tu sitio es su terraza, un lugar donde respirar aire puro y con unas vistas que te hacen abstraerte a otro lugar. La perfecta medicina para aquellos que buscan huir del estrés.

La finca que cuenta con más de una hectárea rodeada de amplios jardines, es también perfecta si vas con niños, ya que pueden jugar alrededor de su pinar sin que tengas que preocuparte demasiado.

Tejas Verdes cuenta con público de todas las edades, amantes del buen yantar, aunque con un predominio notable de comidas familiares y de amigos.

Cuentan con menús para grupos lo que le concierne un toque atractivo si buscas hacer alguna celebración o alguna comida de empresa.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Tejas verdes (@tejasverdes_restaurante) on

Tejas Verdes cuenta con una cocina de corte Castellano-Vasco, basada en una materia prima de calidad y en los productos de temporada, orientada a la cocina mediterránea. En The Eating Place te recomendados algunos de sus platos más típicos como la paletilla de lechal, el steak tartar, sus pescados frescos o por supuesto sus postres caseros. ¡Un oasis de paz y buen comer para disfrutar en buena compañía!

Los platos extraordinarios uno a uno

Tejas Verdes presa iberica

Presa Ibérica Embutida

De entrantes probamos su presa Ibérica embutida, toda una delicia, os recomendamos no dejar de probarlo.

Tejas Verdes: Anchoas

Anchoas

Continuamos con unas anchoas del cantábrico. Un plato sin aderezos y en el que sólo habla la calidad del producto.

Tejas Verdes: Vieiras

Vieira Templada y Gulas

Continuamos con un plato fuera de carta y que nos resultó sorprendente por su originalidad, una combinación deliciosa de ensalada con gulas y vieiras templadas.

Tejas Verdes: Merluza de pincho

Merluza de Pincho

Llegamos al principal. Seguramente el plato que más nos gustó. A pesar de ser muy amantes de la carne, esta merluza de pincho con ajo negro estaba realmente para chuparse los dedos. Acompañada con unos chips caseros.

Tejas Verdes: Flan

Flan

Y terminamos nuestra visita con un flan Tejas Verdes, flan casero, muy cremoso y con un toque a café.

¿Qué te parece el restaurante? ¿Has tenido la oportunidad de acudir? ¿Quieres hacer otras recomendaciones? ¡Esperamos tus opiniones!

Ficha

Teléfono 916527307 Localización Paseo de Europa 8, 28703, San Sebastián de los Reyes
Horario M – S:13:00 – 16:00

20:30 – 23:00

D:

13:00 – 16:00

Página Web www.tejasverdes.com/
Precio Más de 45 € Tipo Cocina Cocina Mediterránea
Reserva Online: Sí
Take Away: No
Menu para grupos: Sí
Descuentos: No
Aparcacoches: No
Terraza: Sí
Reservar

Mapa

Reservar
Restaurante Tejas Verdes: Un oasis a un paso de la Capital
9Puntuación Final
Comida9
Servicio9
Ambiente9
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0